¿POR QUÉ NO MIRAR EN CASA ANTES DE COMPRAR?

Me gusta dedicar los últimos días de mi “verano” a limpiar mi armario de las cosas que no me he puesto o que me ya no me caben, mirar lo que está de moda y hacer una lista de lo necesario para la nueva temporada si es que hace falta algo, bueno siempre hace falta algo. Así hago inventario de lo que tengo y le doy una nueva vida cara a la nueva temporada y al tránsito entre el verano y el otoño. Así limpiamos, somos creativos y encima ahorramos dinero. Todo un tres por uno.

En esta época del año, así como al final del invierno me doy cuenta de cuantos nuevos estilismo puedo hacer solo con reciclar y combinar mi “ropa antigua” por no decir “vieja, que no es nada cierto. Hacer nuevas combinaciones, cambiar los accesorios, creatividad al poder eso es lo que cuenta. Y de paso somos ecológicos. Es lo que los anglosajones llamar “shop your closet”, es decir, comprar tu armario. Y es una idea que me encanta.

A veces no te das cuenta de lo estiloso que puede resultar combinar tus vaqueros favoritos con otras piezas de tu guardarropa, otra idea es doblar el bajo o cortarlo y dejar esos flequitos tan chulos que quedan, llevar tacón en lugar de deportivas o viceversa. El cambio es notorio y solo con rebuscar en tu armario.

Otro truco para reutilizar lo que tienes es el arte del layering, o sea, la superposición de prendas. Ejemplos pues llevar un vestido camisero sobre unos jeans o emparejar unos leggins con un vestido – mi modo favorito ya que no abultan tanto como los jeans. Otra opción es llevar un vestido abierto como si fuera un abrigo ligero de los que tanto me gustan.

Reciclar las piezas de otras estaciones es otra idea. Aquellos días que no son muy frios puedes llevar tus abrigos a modo de vestido ciñendo la cintura. Una lo usa mucho con algunos abriguitos ligeros que al cerrarse y ceñirse quedan muy chulos. Otra opción es llevar unos botines, sobre todo si son  de ante, con vestidos ligeros de verano. Son ideas frescas que revitalizan tus prendas y les dan nueva vida, hasta incluso parecen nuevas.

Como siempre introducir un accesorio importante multiplica la vida de tus prendas. Añadir un choker, un collar bonito, unos pendientes largos, un buen cinturón de piel, una diadema o accesorio de pelo cambian tus looks y hacen que tu ropa luzca como si fuera nueva.

Por útlimo, puedes coger piezas del armario de tus “chicos”. En mi adolescencia pedía prestados los pullovers de mi padre  y posteriormente americanas y camisas de mi marido. Me encantan las chaquetas masculinas por su estructura así que no es extraño que termine comprando  un blazer  en la sección de hombres aunque quizá sea mejor seguir “robando” camisas y chaquetas

Resultado de imagen de MUJER TALLA GRANDE CON CAMISA HOMBRE ANUDADA

 ¿Os gusta la idea de “comprar vuestro armario” antes de ir a por las tendencias de la próxima temporada?  Feliz lunes. Besos infinitos.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.